Menú Principal

Géneros

El 13% de la población empleada en la Unión Europea (21 millones de personas) de la práctica
el teletrabajo. La cifra se ha multiplicado por 2,3 en el respeto de los registrados en 1999. En España, la
como en los demás Estados miembros, el fenómeno va en aumento.
En la Clave de trabajo Prácticas en Teletrabajo se lleva a cabo un estudio en profundidad de todo lo que lo rodea
este problema, con un enfoque particular en aspectos tales como:
1) La posibilidad de la aplicación del teletrabajo en la empresa y en la
Administraciones públicas: proporcionar pruebas para evaluar las ventajas y desventajas que el
el teletrabajo podría significar para la organización, los mismos empleados y la sociedad en general.
Exploró las diferentes posibilidades del teletrabajo implantable.
2) Los mecanismos de implementación de teletrabajo: la descripción detralladamente diferentes
las fases de su establecimiento. Comenzando con el diseño de un proyecto piloto que, después de su
la evaluación nos mostrará si se debe proceder a la implementación final..
3) experiencias, ‘español’ introducción del teletrabajo en el sector
privado (el ejemplo de REPSOL), así como en las Administraciones públicas (estado y de la región).
4) la figura del teletrabajo como un empleado: siempre que reúnan las notas
propio de la relación de trabajo, así como la regulación de la labor del teletrabajo, tanto nacionales
heterónoma como la establecida por la negociación colectiva, así como la que se encuentra en la
las normas internacionales (OIT) y que tiene relevancia jurídica en España.
5) los derechos del teletrabajador y el impacto del teletrabajo: en aspectos tan importantes
como la formación profesional del trabajador, de su derecho a la promoción, compensación
teletrabajador, las medidas que deberán adoptarse en materia de salud y seguridad y la pos